Declaración de amor

Declaración de amor
por Carlos

Para poderte besar
quisiera ser tu pololo,
porque me siento más solo
que un burro en medio del mar.
Mi amor lo habrás de aceptar
porque es más grande que un queso;
tengo buen gusto y por eso
con tu dulzura de guinda
te considero más linda
que ciento setenta pesos.

Para amueblar nuestra casa
tengo de lata un ropero,
tengo un banco carpintero,
tres sillas y una pallasa.
Como mi renta es escasa,
con arte y con mucho esmero
de un cajón azucarero
yo construí un velador.
¡Quiero pa usté lo mejor,
m’hijita porque la quiero!

Cuando ya llegue el momento
te llevaré a la Estancilla;
contigo dulce chiquilla
me he de sentir más contento
que cuando un perro pulguento
se rasca con las dos patas.
Si no me quieres me matas;
me matas si no me quieres,
deben de ser las mujeres
bien cariñosas, no ingratas.

En nuestro dulce nidito
no ha de faltar la merluza,
ni el té (que hoy poco se usa),
tampoco los huevos fritos.
Todo lo más exquisito,
como el ajo y la achicoria,
habrá en cantidad notoria
para probar que la adoro.
¡Que nunca nos falte el choro,
la papa y la zanahoria!

DESPEDIDA:

Yo mi cariño lo ahorro
y considero una infamia
la mentada poligamia,
o sea, poner el gorro.
Pero tampoco me corro
si alguna de rostro hermoso
me ofrece amor generoso
con femenino mirar;
le tengo que confesar
que en el amor soy goloso

Volver

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *