Celebra el pueblo el Dieciocho

Celebra el pueblo el Dieciocho
Por Azucena Roja, poetisa popular de Santiago

CUARTETA
Como ya es tradición
en las fondas y ramadas
la cueca bien zapateada
se baila en esta ocasión.

GLOSA

Hay miseria y a pesar
del hambre y la carestía
el pueblo en este día
se deja regocijar:
“Hay que escuchar un cantar
pa alegrar el corazón”
Y con esa condición
abandona su casita
y en el parque se da cita
como ya es tradición.

Es el lugar en Santiago
donde se baila y se canta
y se moja la garganta
con sabrosísimos tragos
sin fijarse en el pago
que se va de una sentada
ya en la ricas empanadas
que fríen en una paila
o si se come o se baila
en las fondas y ramadas.

El hombre sacó ‘e la peña
su trajecito de fiesta
y la mujer bien compuesta
en ese momento sueña;
su figura ya la enseña
con una falda floreada
y luce muy escotada
que calor le habrá de dar
porque se apresta a bailar
la cueca bien zapateada.

Alegría, aturdimiento,
con los vapores del vino
Ya no piensa en su destino,
sólo vive ese momento;
Allí se agita contento
porque hay una razón:
hay que hacer recordación
de aquella Independencia
Es por eso que a conciencia
se baila en esta ocasión.

DESPEDIDA

Al fin cuando se termina
toda esta algarabía,
vienen los amargos días
de la miseria asesina.
El balance es una ruina
y luego se ve a la gente
acudir de nuevamente
a donde la “tía rica”
Hay una verdad que pica
No somos independientes.

Volver

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *