Aquí estoy y sin tu ayuda

¡Contrapunto!
Aquí estoy y sin tu ayuda
Por Rubén Amador Rios, poeta popular de Santiago.

CUARTETA:

El lector en este instante
se reirá de tus líos,
tanto como yo me río
de tu ingenio en mal talante.

GLOSA:

El tema quise cambiar
porque importancia no diste
y cuando interés no existe
mal se le puede cantar;
Tú le has querido cargar
y no seguir la variante,
y si te llaman cargante
no me eches la culpa a mi,
que es lo que dirá de ti
el lector en este instante.

Tú, como verso has enviado,
creyendo que no se rocha
ahora me armas la mocha
pa no quedarte acachado;
Si el tema yo te he cambiado
revocando el desafío,
no ha sido por gusto mío,
bien te dije en la pasada
y pienso que hasta tu amada
se reirá de tus líos.

Te voy a dar en el gusto
por caballerosidad,
sabiendo que por maldad
sigues tratando este punto;
Yo pido publicar juntos
tu poema y el mío
y a los poetas confío
el cargo en el veredicto,
si no ríen del conflicto
tanto como yo me río.

No se ajusta la respuesta
a una de mis preguntas
parece que en ti repunta
el que me “falle” la testa.
Si se eleva una protesta
por lo poco interesante
que te encuentran contrincante
habrá de ser con razón
frente a la disposición
de tu ingenio en mal talante.

DESPEDIDA:

Al final va mi pesar
por el incendio del diario
al que el pueblo solidario
pronto lo va a levantar;
Yo doscientos voy a dar
y al aportar desafio
al que me arma los líos
y a todos los compañeros
poetas de este vocero,
lectores y amigos míos.

COGOLLO:

Cogollo de toronjil
de ese bueno pa la pena.
Decidme: ¿Cómo se frena
la intención del yanqui vil?
¿Qué campaña en este abril
tiende a intensificarse?
De eso hay que acordarse
y tenerlo bien presente;
Si no triunfa el Continente
ya nadie podrá escaparse.

Volver

Allá va el lazo, Rubén

Contrapunto
Allá va el lazo, Rubén
Por Hugo Amador, poeta popular de Chuchunco

CUARTETA

Tengo lazo pa lacearte
con soga bastante larga.
Te lanzaste a la carga,
ahora te ayudo a pararte.

GLOSA

¡Bah…! ¿Qué te pasa cantor
de tanto genio y talento?
¿Qué tienen tus pensamientos?
¿Qué estás perdiendo el valor?
¿Por qué temes al amor
cuando por hei empezaste?
Eras taita en este arte
al principio me decías,
y sólo te respondía
tengo lazo pa lacearte.

Ahora, sin ningún motivo,
te corres por la baranda,
algo mal tu mente anda
para estar tan esquivo;
de otro modo no concibo
que tu palabra no valga.
Con algunas muy amargas
me trataste de incapaz,
yo te creía un vivaz
con soga bastante larga.

Diste el primer tropesón
ya no la puedes parar
te traté de xxxxxxx1
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx;
pedí algo de más valor,
xxxxxx un tema que más valga.
Hoy “con mis propias palabras”
te quieres hacer el cucho
y ayer creyéndote ducho
te lanzaste a la carga.

Ahora te aplico el refrán
que me dijiste al revés,
“por la boca muere el pez”
tus versos diciendo están;
los lectores qué dirán
cuando te mandes la parte;
pero ya para atrincarte
envié versos que pedías
y dándote sacudidas
ahora te ayudo a pararte.

DESPEDIDA

Aquí te contesto al fin
sobre el asunto del cuero.
Nos han dado a los obreros,
después de tanto exigir,
un aumento pa sufrir
precaria necesidad.
De terneros en verdad
“tan muy mal alimentados
y a la vaca la ha engordado
el “toro” de la “hermandad”.

COGOLLO

Cogollo de hierba buena
para EL SIGLO querido
que un incendio ha destruido
su Redacción toda llena;
más el estudio de Mena
donde trabajaba bien.
Respóndeme para Rubén,
¿Cómo poderlo ayudar?
Si te he causado pesar
ver perderse tanto bien.

1  El ejemplar es poco nítido.

Volver

¡Contrapunto!

¡Contrapunto!
El payador Juan Labriego en versos de sabiduria contesta al Diablo Cojuelo poeta popular de Llay-Llay

VIA LIBRE

Vía libre pido al cielo,
a San Pedro y a San Pablo,
para tallar con el Diablo
que se hace llamar Cojuelo;
ha despertado mi celo
y en ansia en mi pecho muerde,
a EL SIGLO pido luz verde
y a la Lira Popular;
Juan Labriego va a pallar
Con el Diablo al gana o pierde.

ACEPTANDO EL DESAFÍO

CUARTETA:

Porque bien sé en qué me fundo
a payar como querai
Diablo conmigo te vai
a ver si yo te confundo.

GLOSA:

Desde Llay-Llay viene el Diablo
Cojuelo pidiendo auxilio,
pobre Diablo yo concilio
se lo pidiera a San Pablo;
de esto que aquí yo les hablo
muy bien sé que no confundo,
parcela con huerto y fundo,
pues me tinca que el Cojuelo
más que otros sabe del cielo
Porque bien sé en qué me fundo

Cuando Luzbel quiso alzarse
con la gloria del Padre Santo;
ahí mismo le bajó el llanto
¡Aijuna!, por sublevarse;
y no pudiendo callarse
lo encontré en un allallai
mas conmigo no te vai
a botarte a lo diablito
y es por eso que te invito
a payar como querai.

La cuerda se te cortó
cuando tú ibas de regreso
eso te pasó por leso
según lo pienso yo;
puesto que Dios te expulsó
Diablito muy mal estai
mira cómo hoy andai
cojo, y en verdad se nota;
pégale un corcho a las botas
Diablo conmigo te vai.

Siempre andai con tus engaños,
Angel, Demonio y Serpiente
mas debís tener presente
que eso lo harás con extraños;
conmigo no que te apaño
cual suelo al puma iracundo
con la Biblia te confundo
puesto que escupiste al cielo
y si se cumple mi anhelo
a ver si yo te contundo1

DESPEDIDA:

Adiós, me voy donde el Diablo
a contestar sus preguntas
son tantas que todas juntas
no caben en un retablo;
cada una es un vocablo
de sagacidá y malicia
mas yo le pediré albricias
cuando le diga que el cielo
se lo hace uno en los anhelos
que florecen en caricias.

1  Sic.

Volver

Contesto a mi tocayo

Contrapunto
Contesto a mi tocayo
Por Hugo Amador, poeta popular de Chunchunco, que abre este contrapunto contestando a Rubén Amador Ríos.

CUARTETA

Para ser un buen cantor
hay que tener mucha agalla,
Ingenioso pa la palla
y harto bravo pa el amor.

GLOSA

Empiezas con muchos bríos,
mi apreciado tocayo.
Condición bastante te hallo
aunque no muy bien medido;
acepto tu desafío,
pallaremos con ardor
ya que te gusta el amor
–aunque algo estrafalario–
verás que es necesario
para ser un buen cantor.

Si eres enamorado
te aconsejo la finura.
No cometas la locura
de andar en farra entregado;
No es la Ley del buen soldado
que por su patria se halla
luchando para que vaya
en pos de un mejor destino.
Hay que ser roto con tino,
hay que tener mucha agalla.

En la “Lira” has roncado
como muchísimos leones
que en algunas ocasiones
parecen gatos mojados;
“Constancia me has reparado”,
seguro será tu falla,
pues yo te pondré a raya
que no cruzan los mejores,
ni aun los trasquiladores
ingeniosos pa la palla.

Afirma los pantalones
que te voy a ir preguntando.
Dime: si te están pagando
lo que es justo tus patrones;
dime: ¿en qué ocasiones
sientes más puro el amor?
¿cuando te impulsa el calor
de la lucha proletaria?
¿o entre las chinas voltarias
harto bravas pa el amor?1

DESPEDIDA

Al fin te pongo en apuros.
Contéstame encuartetado.
Quiero ves cómo has sudado,
o por si eres huaso duro,
te estrellarás con un muro
no muy fácil de salvar,
te tendrás que superar
para poder tener fama
Ta muy escasa la lana
pa aprender a trasquilar.

1  Hay diferencia con la cuarteta.

Volver

Dialogo entre un campesino y un minero del carbón

Dialogo entre un campesino y un minero del carbón
Por Ismael Sánchez, poeta popular de Candelaria

EL CAMPESINO:
Amigo si usté es minero
y me quiere conversar:
dígame si son de ley
las minas del matadero .

EL MINERO:
Yo no conozco esas minas
sólo he probado la carne
en sueños, cuando tengo hambre
a veces como sardinas.

EL CAMPESINO:
Amigo, si ustedes minero
¿cómo tiene el corazón?
dígame si algún pulmón
p’al gato le queda bueno.

EL MINERO:
Mis pulmones son de acero
se hicieron en Guachipato
un surtidor bien barato
de sangre para el prietero.

EL CAMPESINO:
Amigo, como minero
¿En que se desempeñó?
O solamente sirvió
¿para acarrear el puchero?

EL MINERO:
Por favor, si en él su suelo
–Esto debajo del horno–
saqué los sacos al hombre
ayudándole a mi abuelo.

EL CAMPESINO:
Me imagino caballero
que usté debe ser pariente
de otro que engañó a la gente
“dándoselas de minero”

EL MINERO:
Ese era un aventurero
de régimen ya pasado
un papel bastante ajado
que se llevó el basurero.

EL CAMPESINO:
Amigo si no es farsante,
como poeta del carbón
dígame, ¿porqué es mejor
el que nos traen los yanquis?

EL MINERO:
Amigo, no hay diferencia
creo que estamos de acuerdo;
aquí lo traen por “negro”,
y eso ¿qué tiene de ciencia?

Si es campesino mi amigo
voy a hacerle esta pregunta:
¿Por qué está cara la fruta?
¿Por qué no se siembra el trigo?

EL CAMPESINO:
Este problema es sencillo
muy fácil la explicación
porque no quiere el patrón
y no es dueño el inquilino

EL MINERO:
Amigo se me ha olvidado
hacerle otra preguntita,
Si siembran los “laboristas”
¿por qué no se ve el sembrado?

EL CAMPESINO:
Son agros falsificados
viven en la capital
y nunca van a sembrar
si no conocen arado

EL MINERO:
Si es huaso y vive feliz
¿por qué no usa la espuela?
¿y por qué la correhuela
siempre encadena el maíz?

EL CAMPESINO:
¿Por qué no me dijo antes
su pregunta favorita?
esa es la “Ley Maldita”
de tipo y de corte yanque.

EL MINERO:
Yo quiero que usté me entienda
¿qué pasa en la agricultura?
¿por qué muchos aseguran
que no vale lo que siembran?

EL CAMPESINO:
No me enrede con esa cuerda
distinguido caballero
yo empecé como “estanquero”
hoy administro la hacienda

EL MINERO:
Dígame entonces ¿por qué
si el campo es tan prodigioso
se contrata tanto ocioso
y no se sabe pa qué?

EL CAMPESINO:
Eso nos manda Samuel
como teóricos de espías
que nos coman la “comida”
y le compremos a él.

Ahora amigo querido
vengan sus cinco jazmines
y brindemos porque Chile
jamás sea sometido :
Aunque nos sobran motivos
pa dudar del que reincide
en nuestro corazón vive
la fe de un pueblo araucano
los que intenten traicionarlo
mejor es que se suiciden.

Volver

Para Rubén Amador

Para Rubén Amador
Por Manuel Urbano, poeta popular de Puente Alto

Pide opinión un poeta
que es más poetas que otros tales
jamás de la pluma sale
un verso, sin esa veta

No soy docto en la materia
aprendí de observación
tenía la vocación
como usted y por primera

Adelante, pues, hermano
si a escribir usted se atreve
y no trate de ser breve
que su verso me ha gustado

Le saluda el tal Urbano
de Puente Alto, su querencia,
cambiemos correspondencia
entre todos, mano a mano.

Dice ser educador
y yo, pues, soy carpintero
alto mi orgullo de obrero
brindo a mi clase mi amor.

Pinto, muro, capitel
sus manos van alisando
y yo a otro lado labrando
madera para un dintel.

Hay en todo alegoría;
canta el martillo y la llana
con la alegría más sana
del trabajo, sinfonías.

Pensar todo en poesía
en símbolos, en metáforas
así nuestra alma es un ánfora
de sublimes melodías

Hay el mismo valimiento
en la altura y en el lodo,
el universo es un todo
de innegable complemento.

Escribo lo que yo siento
sin temor a los “complejos”
de mi espíritu el reflejo
es neto mi pensamiento.

Le enrostró a Dios la imprudencia
de ponerse a modelar,
la materia espiritual
sin “soplarle” la experiencia.

Antropomórfico el Tal
su imagen y semejanza,
del caos de la balanza
otro caos vino a obrar.

Con bisturí yo quisiera
escribir mis pensamientos
el volcán de mis tormentos
mi ilusión y mis quimeras.

Todos los días escribo
al nacer de la alborada
es mi pluma enamorada
de esa hora sin testigos.

Siempre oigo el primer trino
el berrear de los terneros
el balar de los corderos
y de algún perro el ladrido.

Con su clarín plañidero
el gallo toca la diana
anunciando la mañana
e inspirando el primer verso.

Las estrellas ya se han ido
a su celeste aposento
y luego estridente siento
las sirenas y los pitos.

El sol su primer rayito
me lo da siempre amoroso
y termino ebrio de gozo
el poema que me inspiro.

Dialéctico pa juzgar
sólo la verdad me aruya
jamás mi verso apabulla
a quién merece triunfar.

No me pida que lo instruya
su verso es del corazón,
usté tiene vocación,
no pula mucho, que fluya.

Volver

Yo también quiero ser poeta

Yo también quiero ser poeta
Por Rubén Amador Ríos, de Santiago.

N. de la D. Esta composición va como está el original, para que algún poeta o el aludido le conteste si está bien o mal, como él lo desea

Yo siempre leo la lira
y también quise escribir
para poder decir
todo lo que me inspira.
En mi mente también gira
la palabra poesía.
Yo a cantar me atrevería
como Manuel Urbano,
como Agueda Zamorano,
y otro de gran valía.

Al amor yo cantaría
porque ése es mi punto blanco
compitiendo con Luis Polanco
que lo es todo poesía;
creo que mal no lo haría
y seguiría la veta
tengo ganas de ser poeta
y quiero que alguien me diga
está usted mal, o bien, siga
y aquí me den la respuesta.

Soy de apellido Amador,
pero no pariente del poeta,
este es mi nombre de teta
no me crean plagiador,
de profesión estucador,
joven, guapo, me dicen ellas,
no reniego de mi estrella
me conformo con mi suerte
y cuando me llame la muerte
feliz me iré con aquella.

Cantaré de corazón,
pues me gusta la franqueza,
nunca bajo la cabeza
cuando tengo la razón.
Soy amigo de la acción
y me alegra una guitarra.
Cuando yo salgo de farra
me gusta bailar la cueca
y también mi vida peca
si alguna china me agarra.

DESPEDIDA

Al final también me atrevo
así, a manera de ensayo,
a desafiar al tocayo
que en la Lira poco veo;
entrando en contrapunteo
me voy a armar de valor
quiero llegar a ser cantor
y tener un poco de fama.
Sepan que vengo por lana
y seré trasquilador.

Volver

Respuesta al diablo Cojuelo

Respuesta al diablo Cojuelo
por Edmundo Lazo, poeta popular de Valparaíso

CUARTETA

El sobretiempo me cansa,
no fué culpable el olvido,
al diablo Cojuelo pido
que perdone la tardanza.

GLOSA

Corriendo en cancha pareja
como viento, la miseria
parece una inmensa feria
de llanto, reclamo y queja;
y el horizonte bosqueja,
ya cercana la esperanza
y se afirma la confianza
en la lucha cotidiana;
de la noche a la mañana
el sobretiempo me cansa.

El sobretiempo me cansa
de contrarresto lo digo
diablito cantar contigo
es para mí una alabanza;
medio a medio en la balanza
tu pensamiento vertido
por el mío es compartido
en el verso y la canción
te digo en esta ocasión
no fué culpable el olvido.

No fué culpable el olvido
y perdona la insistencia
que sobre el té en referencia
sucede  que está escondido:
y a mayor precio vendido,
con un sabor parecido
al negro período hundido
y a la traición continuista,
no le siga al de la plata
al Diablo Cojuelo pido.

Al diablo Cojuelo pido
que aquí me preste atención:
le diré de la inflación
que es tema muy discutido;
que tiene igual parecido
con la tierra sin labranza
que la producción no alcanza
para cubrir el consumo,
mientras multiplico y sumo
que perdone la tardanza.

Que perdone la tardanza
doy al fin contestación,
terminara la inflación
el pueblo con su pujanza;
que tiene gran semejanza
con la lucha del pasado,
Chile será liberado,
no quepa la menor duda
del hambre y miseria cruda
con que lo han matriculado

Con que lo han matriculado
si me da licencia explico,
siendo Chile país rico
parece un feudo atrasado;
la traición lo ha hipotecado
al yanqui cruel y usurario,
de la guerra incendiario
el dólar imperialista
en brutal son de conquista
¡salvajes son y falsarios…!

OFRENDA

Al poetas de Llay-Llay
pirita, con hierro y cobre
y además del mar salobre
ofrezco la fauna que hay :
roble, laurel y quillay
de nuestra selva frondosa
ofrendo la patria hermosa
para trenzar nuestro canto
siga, amigo, mientras tanto…
¡mi voz cansada reposa!

Volver

Desafio a Edmundo Lazo

Desafio a Edmundo Lazo
Por Luis Castañeda

CUARTETA

El poeta Edmundo Lazo
Que es tan sabio al pallar;
conmigo se va a encontrar
Un tremendo costalazo

GLOSA

Con profunda admiración
a un poeta que pallando
hey venido yo observando
de galería y balcón:
a varios en el cajón
ha echado sin embarazo,
y el que se ha puesto en su paso
lo ha derrotado con tino;
hoy me tiene en su camino
el poeta Edmundo Lazo

A mí me gusta el asunto
cuando uno con otro se halla
si son buenos pa la talla
es sabroso el contrapunto;
en esta lid yo trasunto
que uno tiene que aflojar
y para poder ganar
le pondré bastante empeño
peliaré con el porteño
Ques tan sabio en el pallar1.

La Lira será la cancha
onde iremos a peliar
ahí tendras que pujar
hasta que para la chancha;
y para pedir revancha
te tendrás que concentrar;
porque te voy a clavar
muy adentro mis espuelas;
con permiso, hasta tu aguela
conmigo se va a encontrar

Preguntas aquí no hare
hasta no haber obtenido
que aceptes el desafío
y no me digas después
que a la mala te pegué,
sin prever mayor aviso
pa que veas, es castizo
quien a ti te va a montar
y te habrá de propinar
Un tremendo costalazo.

DESPEDIDA

Por fin es Luis Castañeda
de la población callampa
que te muestra aquí su estampa
y frente a frente pelea;
te armaré la gran jalea
peliándote con destreza
te habré de echar l´arteza
pa lavarte el escorin
y sacarte el aserrín
que tenís en la cabeza.

1  Hay diferencia con la cuarteta.

Volver

Agueda Zamorano, contesta a Miguel Castañeda de Cogotí

Agueda Zamorano, contesta a Miguel Castañeda de Cogotí

CUARTETA

Muchas gracias, Miguel Luis,
por tus frases elogiosas.
Son flores y muy hermosas
que has enviado para mí.

GLOSA

Perdona que mi contesta
te llegue un tanto atrasada,
es que estaba preocupada
haciendo algo pa la fiesta;
más te aseguro que ésta
estuvo presente en mi
desde el día que leí
los versos que me escribiste,
y ahora voy a decirte
Muchas gracias, Miguel Luis.

Me he sentido emocionada
cuando evocaste el momento
en que escapó un pensamiento
que llego hasta tu morada;
las ideas enlazadas,
que un mismo sentir esboza,
siempre corren presurosas
hacia donde son enviadas,
y esta volvióse premiada
por tus frases elogiosas.

Te achicas y eres muy diestro
ycantas con muchos bríos,
y ves talento en lo mío
cuando talento es el vuestro;
reconoce que el maestro,
que sabe hacer bien las cosas
te legó la poderosa
facilidad pa versiar
y lo que hay en tu cantar
son flores y muy hermosas.

Tus flores las he guardado
y hoy las quise compartir
y entre todas elegir
las que han sido más de agrado,
y el ramillete enlazado
destinado para ti,
lo recibes, Miguel Luis,
en este mismo momento
del ramo de pensamientos
que has enviado para mí.

DESPEDIDA

Aprovecho este final
para dejarte invitado
a los actos programados
de Congreso y Festival;
yo deseo por igual
estrechar tu diestra mano
y en un abrazo de hermano
expresarte mi alegría,
te espero pues, para el día
que tu presencia ha de honrarnos.

Volver