El juicio final

El juicio final

NOTA DE LA DIRECCIÓN: Versión recogida de labios del anciano de 87 años, don JOSÉ AGUSTÍN SALAS CERON, domiciliado en el barrio El Salto, Santiago.

CUARTETA

El día del juicio en la tarde
por toda la tierra entera,
antes del último día,
se ha de oír la sonajera.

GLOSA

Se verá, primeramente
trizarze el sol y la luna
sin haber duda ninguna
todo esto estará pendiente;
descenderá San Vicente
animando al que es cobarde
para que haga de valor alarde
aunque mil tormentos pase,
dichoso el que se encontrase
el día del juicio en la tarde.

Un terrible cataclismo
también se dice que habrá
y que éste se sentirá
en los profundos abismos,
el fuego con tal cinismo
brotará por la ligera;
de aquella profunda hoguera
saldrá el elemento franco
y poniendo el árbol blanco
por toda la tierra entera.

Antes de aquellos momentos
habrá peste y habrá guerra,
bramará el sol y la tierra
y los cuatro elementos,
los huracanes violentos
correrán con gran orgía
el sol, la luna y la guía
se tendrán que oscurecer
y todo esto se ha de ver
antes del último día.

El mar se ha de ver hirviendo
cuando esté el fuego brotando
y los mortales llorando
en aquel día tremendo;
y se ha de sentir rugiendo
por todo el bosque la fiera;
una voz tan lastimera
se ha de escuchar, está visto,
antes de que baje Cristo
se ha de oír la sonajera.

DESPEDIDA

Por fin todo ser viviente
para renacer después,
a donde el Divino Juez
deberá hacerse presente;
todas sus faltas pendientes
estarán sin ningún quebranto,
clamarán con divino llanto
a la virgen del Carmelo
al llover fuego del cielo
y de la tierra otro tanto.

Volver

Un gran festival

Un gran festival
Por Máximo Ramírez, poeta popular de Santiago.

CUARTETA

Nos espera un festival
en este abril anunciado.
Por la “CUT” esta auspiciado
en forma muy fraternal.

GLOSA

Hay regocijo creciente
entre todos los sectores
de nuestro hermoso folklore
en forma muy evidente;
nuestra alegría latente
es espontánea y leal,
pues en forma colosal
y entre lazos de armonía
de esplendor y lozanía
nos espera un festival.

Alegres las juventudes
y encantadoras bellezas
acudirán con presteza
de todas las latitudes
de modo que nadie dude
que un éxito asegurado
de esplendor inusitado
ya lo tiene el festival,
que mucho dará que hablar
para este abril anunciado.

Entusiastas llegarán
diversas delegaciones
y a cantar nuestras canciones
artistas también vendrán:
a él también se citará
todo lo más destacado
de nuestro folklore amado,
pues el festival chileno
que será febril y ameno
por la “CUT” está auspiciado.

Esos días de expansión
y de sincera amistad
en pureza de verdad
acentuará nuestra unión:
con la alegre intervención
del folklore nacional
que será sensacional
muy felices pasaremos
y así disfrutaremos
en forma muy fraternal.

DESPEDIDA

También están invitados
los poetas y cantores.
Iremos de mil amores
pues todo ya está acordado;
no existe lo divorciado
en lazos de buena unión
el poema y la canción,
y la guitarra chilena
ahuyentará toda pena
y alegrará el corazón.

Volver

A la muchacha chilena

A la muchacha chilena
Por Hugo Amador, poeta popular de Chuchunco.
NOTA: Esta composición fué leida en la fiesta que se realizó en el local del Sindicato Fensa, por el día de la muchacha.

CUARTETA

Un puñado de ilusión
un manojo de claveles,
desagravio a tus quehaceres
muchacha de mi nación

GLOSA

Es tu día compañera
muchachita soñadora
del mundo amor y aurora
de la patria su quimera,
un homenaje en tu vera
hoy rindo con emoción
al sangrar tu corazón
injusticias de la vida
mientras cubren tus heridas
un puñado de ilusión.

En la fábrica mezquina,
en el surco de los campos,
entre los lívidos llampos
de la miseria y la ruina
con tu constancia divina
construyes con tus quehaceres
la patria de donde eres
hermosa y preciada flor
igualando tu color
un manojo de claveles.

Como símbolo e´ belleza
siempre te han aclamado,
pero nunca han cantado
a tu virtud y pureza
al sacrificio y destreza
para cumplir tus deberes,
que a vosotras las mujeres
le es más duro el camino
sin tener a tu destino
desagravio a tus quehaceres.

El nuevo día que viene
te saluda en el alba
te contempla como salvas
las inquietudes que tienes,
y una brisa en tus sienes
va dejando con unción
pues sufres la explotación
que le entregas al trabajo
herencia de los de abajo
muchacha de mi nación.

DESPEDIDA

Por fin, muchacha chilena
de América distinguida
por linda e instruida
por valiente y por serena
de tus culpas y tus penas
hace un nudo de dolor
y como insignia de color
para lucirla en tu frente
y tenla siempre presente
cuando entregues el amor.

Volver

Aquí estoy y sin tu ayuda

¡Contrapunto!
Aquí estoy y sin tu ayuda
Por Rubén Amador Rios, poeta popular de Santiago.

CUARTETA:

El lector en este instante
se reirá de tus líos,
tanto como yo me río
de tu ingenio en mal talante.

GLOSA:

El tema quise cambiar
porque importancia no diste
y cuando interés no existe
mal se le puede cantar;
Tú le has querido cargar
y no seguir la variante,
y si te llaman cargante
no me eches la culpa a mi,
que es lo que dirá de ti
el lector en este instante.

Tú, como verso has enviado,
creyendo que no se rocha
ahora me armas la mocha
pa no quedarte acachado;
Si el tema yo te he cambiado
revocando el desafío,
no ha sido por gusto mío,
bien te dije en la pasada
y pienso que hasta tu amada
se reirá de tus líos.

Te voy a dar en el gusto
por caballerosidad,
sabiendo que por maldad
sigues tratando este punto;
Yo pido publicar juntos
tu poema y el mío
y a los poetas confío
el cargo en el veredicto,
si no ríen del conflicto
tanto como yo me río.

No se ajusta la respuesta
a una de mis preguntas
parece que en ti repunta
el que me “falle” la testa.
Si se eleva una protesta
por lo poco interesante
que te encuentran contrincante
habrá de ser con razón
frente a la disposición
de tu ingenio en mal talante.

DESPEDIDA:

Al final va mi pesar
por el incendio del diario
al que el pueblo solidario
pronto lo va a levantar;
Yo doscientos voy a dar
y al aportar desafio
al que me arma los líos
y a todos los compañeros
poetas de este vocero,
lectores y amigos míos.

COGOLLO:

Cogollo de toronjil
de ese bueno pa la pena.
Decidme: ¿Cómo se frena
la intención del yanqui vil?
¿Qué campaña en este abril
tiende a intensificarse?
De eso hay que acordarse
y tenerlo bien presente;
Si no triunfa el Continente
ya nadie podrá escaparse.

Volver

A las mujeres de Magallanes

A las mujeres de Magallanes
Por José Riel, poeta popular de Tiltil

CUARTETA

La mujer que es tan sufrida
su valor está mostrando
al no seguir soportando
tan grande y cruel carestía.

GLOSA

Magallanes, tierra austral,
has dado la gran noticia
que resulta una primicia
para nuestra capital;
no fué un hecho criminal,
tampoco una cosa ardida;
fue la rabia contenida
al ver tanto especular,
ya no la pudo aguantar
la mujer que es tan sufrida.

Nuestra mujer es hermosa,
tiene fama de valiente,
de moderada y prudente,
es muy noble y generosa;
para actuar es valerosa,
su acción lo está demostrando
hoy día que está peleando,
nadie la puede acusar
que no es capaz de luchar;
su valor está mostrando.

Por su patriótica acción
siete fueron detenidas,
los severos policías
las llevaron a prisión;
fortalece el corazón
ni ver lo que está pasando,
mujeres están luchando
contra la especulación,
están dando una lección
al no seguir soportando.

El triunfo fué lo importante
que esta batalla brindó,
solidaridad les dio
el obrero en todo instante,
el empleado, el estudiante,
un gran triunfo perseguía
con el que conseguiría
ganar en esta jornada
para caer derrotada
tan grande y cruel carestía.

Nota: el verso carece de Despedida o Cogollo.

Volver

Allá va el lazo, Rubén

Contrapunto
Allá va el lazo, Rubén
Por Hugo Amador, poeta popular de Chuchunco

CUARTETA

Tengo lazo pa lacearte
con soga bastante larga.
Te lanzaste a la carga,
ahora te ayudo a pararte.

GLOSA

¡Bah…! ¿Qué te pasa cantor
de tanto genio y talento?
¿Qué tienen tus pensamientos?
¿Qué estás perdiendo el valor?
¿Por qué temes al amor
cuando por hei empezaste?
Eras taita en este arte
al principio me decías,
y sólo te respondía
tengo lazo pa lacearte.

Ahora, sin ningún motivo,
te corres por la baranda,
algo mal tu mente anda
para estar tan esquivo;
de otro modo no concibo
que tu palabra no valga.
Con algunas muy amargas
me trataste de incapaz,
yo te creía un vivaz
con soga bastante larga.

Diste el primer tropesón
ya no la puedes parar
te traté de xxxxxxx1
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx;
pedí algo de más valor,
xxxxxx un tema que más valga.
Hoy “con mis propias palabras”
te quieres hacer el cucho
y ayer creyéndote ducho
te lanzaste a la carga.

Ahora te aplico el refrán
que me dijiste al revés,
“por la boca muere el pez”
tus versos diciendo están;
los lectores qué dirán
cuando te mandes la parte;
pero ya para atrincarte
envié versos que pedías
y dándote sacudidas
ahora te ayudo a pararte.

DESPEDIDA

Aquí te contesto al fin
sobre el asunto del cuero.
Nos han dado a los obreros,
después de tanto exigir,
un aumento pa sufrir
precaria necesidad.
De terneros en verdad
“tan muy mal alimentados
y a la vaca la ha engordado
el “toro” de la “hermandad”.

COGOLLO

Cogollo de hierba buena
para EL SIGLO querido
que un incendio ha destruido
su Redacción toda llena;
más el estudio de Mena
donde trabajaba bien.
Respóndeme para Rubén,
¿Cómo poderlo ayudar?
Si te he causado pesar
ver perderse tanto bien.

1  El ejemplar es poco nítido.

Volver

Se nos va Cepedita

Se nos va Cepedita
Por Ismael Sánchez, poeta popular de la Candelaria

CUARTETA

Se va el compadre Cepeda,
se va pa la Caperana.
Dice la comadre Juana
que en San Miguel se nos queda.

GLOSA:

Según sus propias palabras,
dice que se va del fundo
que son horas los segundos
y le hacen la vida amarga;
“Allá podrá criar cabras,
el futre es com´una seda,
quiero salir de la greda,
rinden muy poco las chacras”.
Al hombro con su hilachas
se va el compadre Cepeda.

“Desde el día en que dejó
el fundo el señor Canena1,
se terminaron las presas
y por eso yo me voy;
No me gusta el que llegó
porque me juega mariana
se enoja al uno se baña,
también porque cría cerdos”.
Con la mujer y su suegro
se va pa la Caperana.

“No hay nada que me detenga
esta es mi resolución,
voy a cambiar de patrón
y también lo haré de hacienda;
Veré lo que me convenga,
me esperan tierras lejanas
confiado espero el mañana
de acuerdo a mis sacrificios
mientras que crecen mis hijos”;
dice la comadre Juana.

“Quiero pedir a ustedes
que me hagan este favor:
de que rueguen al Señor
en bien de los que se queden;
Como el momento es tan breve;
y temo que me llueva
impidiendo que me mueva.
Pa capear el temporal
hay pues la seguridad
que en San Miguel se nos queda.

DESPEDIDA

“Por fin les pido rogar
a Dios que me vaya bien
les dejo, me voy con él,
seguro de progresar;
Yo les vendré a visitar
no estoy lejos, ni me he muerto;
pero ténganlo por cierto
que de aquí voy a salir,
a fines del mes de abril
a cultivar otros huertos”.

1  Poco nítido en ejemplar, debiera ser “Canesa”

Volver

A la Central Unica de Trabajadores

A la Central Unica de Trabajadores
Por René del Cerro, poeta popular de Linares.

CUARTETA:

El pueblo solidariza
con la gran Institución
pues costó mucho sudor,
y ay del torpe si la pisa.

GLOSA:

Cómo podría decirte,
Central Unica de Chile,
si palabras hay por miles
y todas están en presentes:
las que fluyen a mi mente
las considero precisas
pues tu nombre simboliza
al humilde proletario
que por librar su calvario
el pueblo solidariza.

Tú reúnes en tu seno
la más variada legión,
te defienden con tesón
con su lenguaje sereno;
el maestro y el galeno
y el pobre trabajador,
que vive en forma peor
y que sin embargo lucha
unido a las fuerzas muchas
con la gran institución.

En el sur cordillerano
el viento ruge a su paso
como lanzando un chispazo
de furia contra el profano;
pero todos como hermanos
olvidándose el rencor
nace en un solo clamor
un grito que es general:
defender a su Central
pues costó mucho sudor.

En la pampa y en el mar,
en la fábrica y la mina
–todo lo que Chile anima–
se lucha para lograr;
la explotación acabar
y la guerra que se atiza
con la paz la hacemos trizas
llevando en alto la frente
y la Central que es más fuerte,
ay del torpe si la pisa1.

DESPEDIDA:

Al fin saludo al valiente
estimado don Clotario,
con mi voto solidario
pa este digno Presidente;
que con su limpida frente
es honra de ese sitial,
por esa entereza tal
que merece recompensa
que toda la masa inmensa
que unida está en la Central.

1  Hay diferencia con la cuarteta.

Volver

Mi ofrenda

Mi ofrenda
Por Agueda Zamorano, poetisa popular de Santiago.

CUARTETA:

En él se encuentra el valor
que condena el vil despojo
por lo que ahora yo escojo
para él, la roja flor.

GLOSA:

Tengo un manojo en mis manos
de hermosos copihues rojos
y están mirando mis ojos
al que he de ofrendar el ramo;
Es para aquel que yo llamo,
Justicia, Patria y Amor,
para ese gran defensor
que nos estrecha en sus brazos
y sin muestras de rechazos
en él se encuentra el valor.

Partí en una fresca aurora
a las montañas sureñas
y entre quebradas y peñas
cogí allá de nuestra flora,
el indio que triste llora,
me ayudó a hacer el manojo.
Secó el llanto de sus ojos
porque sabía que era
para una gran lumbrera
que condena el vil despojo.

Al entregarle esta ofrenda
adjunto mi gratitud
por su brillante actitud
que no admite componendas;
y si hay quién lo pretenda
habrá que causarle enojos.
Yo sin espinas ni abrojos
le entrego las rojas flores
que ardientes son mis amores
por lo que ahora yo escojo.

Decirle pronto yo quiero
antes que usted lo averigüe,
es este ramo e´ copihues,
pa EL SIGLO, nuestro vocero;
para este gran mañanero
admirable en su valor,
que vive por nuestro amor,
y está en nuestros corazones.
Por todas estas razones,
para él, la roja flor.

DESPEDIDA

Me despido deseando
para EL SIGLO, eterna vida,
que nunca sea extinguida
esa luz que está alumbrando;
que siga siempre luchando
como justo defensor,
del pueblo trabajador,
y de esta tierra preciosa,
de la infame y codiciosa
pretensión de un invasor.

Volver

Saludo a la Lira

Saludo a la Lira
Por Juan el Campesino, poeta popular de Chiñigüe.

Cumplió Lira Popular
su segundo aniversario.
Yo aquí le voy a cantar
mi cuarteta y su glosario.

CUARTETA:

Estrofas de un magno evento
les quiero comunicar
en la Lira Popular
pa verter mi sentimiento.

GLOSA:

Vi´ a pusal el guitarrón
pa entonar este cantar
a la Lira Popular
a quien yo de corazón
celebro con devoción,
porque en ella el sentimiento
del pueblo y su sufrimiento,
en décimas bien rimadas,
vierte el pueta en inspiradas
estrofas de un magno evento.

Siendo yo un hombre de campo
digo en mis frases serenas
lo que la sangre, las venas
dejan en el rojo llampo,
es lo que en versos estampo
y repito en mi cantar
que a la Lira Popular
con Diego Muñoz e Inés
Valenzuela, en esta vez
les quiero comunicar.

El pueta cultiva el verso
como el labriego sus coles.
Todo tiene sus bemoles
y no siempre sale terso;
que a la siembra arruina el cierzo
y el ripio arruina el cantar,
porque en esto de versiar,
cuando a percibir se alcanza,
es mucho lo que se avanza
en la Lira Popular.

Pienso que no habría madres
si éstas no tuvieran hijos,
y en este mismo acertijo
yo metería a los padres;
que si no me falta el adre.
¡Oh musas! ¡Magno portento!
si en este mismo momento
el resuello no me falta,
fijo que la chispa salta
pa verter mi sentimiento.

DESPEDIDA:

Héroes de Independencia,
de apuestos campos de gloria,
os recuerda la memoria
en la oquedad de la ausencia;
nos legó vuestra potencia,
escudo en campos de gules
y en estos días azules
vemos con honda emoción,
¡Cómo se hunde la nación
de cóndores y huemules!

Volver